De las bandas de orquesta a la música popular

Desde la selva del Caribe Sur en Puerto Viejo, Andrés Cervilla nos cuenta cómo fue el proceso creativo de su primer material solista. Su encuentro con la música fue en el colegio, allá en Desamparados, donde integró una banda de percusión que pronto se convirtió en una banda de instrumentos de viento. Saliendo del colegio, comentó Cervilla“siendo adolescente, ingresé al sistema de educación musical del Instituto Nacional de Música, ahí inicié formalmente mi formación en música”, algo que lo marcaría para el resto de su carrera.

Ya más grande, estuvo en algunas bandas de ska donde fue adquiriendo experiencia, fue también parte de agrupaciones costarricenses como por ejemplo El Ensamble Étnico donde junto con Dr. Leo, consolidaron un proyecto experimental que combinaba música étnica y música electrónica. Colaboró con Canto América y Son de Tikizia hasta más o menos 2010, cuando decidió irse a Puerto Rico a continuar sus estudios para posteriormente migrar a Argentina, donde se integró a la banda de reggae Nonpalidece.

La fragua de la fanfarria

Sin duda el viaje musical de Andrés Cervilla no ha sido ligero. De vuelta a Costa Rica en 2011 fue cofundador del grupo nacional Infibeat. Desde 2013 hasta la actualmente, Cervilla toca junto a la agrupación panameña Señor Loop, de quienes expresó, nacieron las bases de su nuevo material: “Este disco se comenzó a fraguar en la medida que yo iba entrando en el mundo de Señor Loop, de forma paralela”.

Los discos de vinilos que usaba para escuchar música se convirtieron, junto con la música electrónica, en la pistas de sampleo para crear los paisajes musicales de su proyecto en solitario. El desarrollo del disco, a fuego lento dice Cervilla, fue un proceso de introspección y autoinmersión a varios sonidos nuevos, como también a algunos que ya conocía. Con la llegada de la pandemia en 2020, Andrés se armó un estudio de producción casero, donde consiguió rearmar sus ideas y darle vida a su primer material: Fanfarria del Labriego Sencillo, una combinación ecléctica entre la música de orquesta, sonidos populares y la música electrónica, “estaba haciendo lo-fi con salsa sin saberlo”.

¿Por qué Fanfarria, por qué Labriego Sensillo?

Musicalmente, comentó Cervilla, las fanfarrias son conocidas como estos llamados que se hacían con la llegada de los reyes, son también las bandas de puros vientos, lo que aquí conocemos como cimarronas. El disco también es la parodia a una obra del compositor Aaron Copland, llamada Fanfare for the Common Man, que Andrés conoció por sus inicios musicales en orquestas. Por otro lado, ser labriegos sencillos es un mood más allá de la identidad nacionalista. Un saludo que nació de Pangui Mora, timbalero de Son de Tiquizia que decía más o menos algo como“¿qué mi rey, labriego sencillo?” Para Andrés, es el llamado a decir, el labriego sencillo soy yo, es usted, puede ser cualquiera.

Lea también: Pop & Don: Una noche de drag, comedia y pop

Fotografías créditos a su autor/a.

Copyright © All Rights Reserved

Para conocer más sobre nuestros servicios y creación de contenido para tu marca, contactar vía whatsapp.