Este 05, 06 y 07 de agosto se celebró la edición número 20 del evento de moda más antiguo e importante del país, el Costa Rica Fashion Week.

Costa Rica Fashion Week 2021

Después de una edición completamente virtual en el 2020, debido a las restricciones por la pandemia del COVID-19, el evento volvió con más fuerza que nunca. En esta ocasión la cita fue en la Antigua Aduana, sitio declarado patrimonio cultural, en el que es la primera vez que se realiza un evento de este tipo.

El fashion week se reinventó con el objetivo de seguir siendo una plataforma para visibilizar el talento que alberga el diseño costarricense y latinoamericano. Lo cual se enmarca en un contexto en el que la industria de la moda busca reactivarse. La organización del evento fue impecable realizándose de manera híbrida con un evento presencial con aforo limitado y transmisiones en vivo de primer nivel por medio de Facebook y YouTube.

Diseño nacional e internacional

Durante tres días la Antigua Aduana contó con una parrilla de 24 pasarelas. Marcas nacionales como Pentimento, Eve Valverde y Del Manzano e internacionales como Angel Schelesser, Lina Cantillo y Loraine Holmes fueron parte de la programación.

Una de las pasarelas más esperadas del primer día del evento de moda fue el debut de la marca 33.3 fundada por Linda Liz. Su primera colección fue inspirada en su hermana Nicole Díaz quien actualmente lucha contra el cáncer. Además, esta colección utilizó textiles sostenibles hechos de cáñamo y botellas recicladas. Otro factor que hizo destacar a esta pasarela fue la inclusividad, ya que la colección incluyó diseños en tallas plus size.

Otra de las propuestas nacionales que destacó fue Self Made que musicalizó su pasarela en vivo con un arpa. Con esto logró crear una atmósfera etérea que acompañó a sus diseños delicados hechos de forma manual y natural. Mientras que Mauricio Cruz sorprendió con una colección rebelde inspirada en la temática de insectos utilizando estampados psicodélicos y headpieces con cristales. Además, su pasarela se caracterizó porque los modelos que lucieron sus piezas eran de todas las tallas y de la comunidad LGBTIQ+.

En el plano internacional la pasarela de la marca española Maison Mesa lleno de energía al público con una propuesta elegante, pero divertida y libre al mismo tiempo. Por otro lado, Isla & White de República Dominicana nos transportó a la frescura del Caribe con sus estampados florales y sus colores pastel.

Definitivamente, Costa Rica Fashion Week fue un espacio donde cada uno de los diseñadores pudo compartir su esencia y sumergir a todas las personas que disfrutaron del show en su visión del mundo de la moda.

Eje educativo

Un componente fundamental del evento fue la oportunidad educativa que representó para estudiantes de la Universidad Creativa quienes expusieron sus proyectos de graduación. Así como del Instituto Nacional de Aprendizaje quienes también pudieron exponer distintos proyectos.

También los estudiantes del Instituto Marangoni, una de las escuelas de diseño y moda más reconocidas a nivel mundial, presentaron una pasarela con sus creaciones.

Los expertos del Instituto Marangoni junto a Latin American Fashion Summit fueron aliados fundamentales que brindaron asesoría a los diseñadores nacionales.

Además de las pasarelas, Costa Rica Fashion Week ofreció doce charlas. Las cuales abarcaron temas como propiedad intelectual en la industria de la moda, desarrollo de la moda en Latinoamérica y moda en tiempo real.

Lea también: Primera edición de Nudo en San José

Fotografías por Luis Dondi e Isaac Corrales para Ultrazonic Magazine.

Copyright © All Rights Reserved

Para conocer más sobre nuestros servicios y creación de contenido para tu marca, contactar vía whatsapp.