Era el inicio de los 90’s cuando comenzó todo. Rapero de esquinas y algunas discotecas, Huba Watson recuerda el momento en que un amigo suyo lo invitó a cantar a un show de variedades como la primera vez que cantó frente a un público. Después de varios años de experiencia en giras y festivales tanto en países de América Latina como en Europa, Huba volvió a reunirse con su productor Kingstar para darle conciencia a su tercer disco en solitario.

Maharage es una palabra del swajili que significa frijol y caribeño. Es también un plato a base de frijoles hecho en África. En palabras de Huba, el disco es la síntesis de sonidos como el rap, hip hop, dancehall y raggae. Watson se autodefine como un buscador de sensaciones. Con líricas en creolle, español e inglés, Huba reflexiona sobre sí mismo, como parte de la diáspora africana y su misión de representar la cultura a través de su música. En ese sentido, Maharage se convierte en un manifiesto de una vida integral.

A los 4 que le caiga el 20: tracklist

La lista de tracks se compone de 10 canciones. Es un paisaje compuesto de reggae-rap y hip-hop. En cuanto a líricas Huba Watson regala un diagnóstico de la actualidad costarricense. Su canción En General cuestiona la relación entre el mercado global y la tibia incentiva del Estado a la producción local: “No me parece que no haya una reforma moderna en términos agrarios, no me hace gracia que dejemos tanto productor, tanta gente emprendedora y no se le dé prioridad (…) ¿Para qué pedir un préstamo?” se cuestiona Watson, mientras reflexiona como con cada gobierno saliente y entrante, seguimos cediendo parte de la soberanía.

En Que le caiga el 20 Huba denuncia a las farmacéuticas, el monopolio de las medicinas y sus efectos secundarios. Admite no referirse al discurso romántico sobre el cannabis y explica los beneficios de la marihuana y sus derivados para combatir algunas enfermedades. Otro de los aspectos que toca es la estigmatización de la cultura rastafari y el uso del cannabis: “estamos en un país donde supuestamente hay libertad de culto y todo el tiempo por ese estigma y el estereotipo, uno tiene que estar llevándose el ridículo que lo requisen. (…) el rasta ha sido encarcelado, ha sido brutalizado, ha sido asesinado precisamente por defender y por ser”.

Maharage cierra con Evito, una canción más suave en términos sonoros. Aquí Huba reflexiona sobre dejar atrás aquello que haga daño. A romper con ciclos y relaciones tóxicas, a no esperar que un rayo caiga en el mismo sitio. En Evito se reflexiona sobre las relaciones humanas y el amor. Para Huba, este disco es una continuación de su vida musical y su responsabilidad con la historia de la cultura afro. Después de Maharage se viene más música con Resistencia Subversiva, así como con el colectivo de raperos La Legión.

Lea también: Full Moon: Mau Hernández & Dazzy White

Fotografías tomadas de redes sociales para la creación de este blog.

Copyright © All Rights Reserved

Para conocer más sobre nuestros servicios y creación de contenido para tu marca, contactar vía whatsapp.