Hoy vengo a hablar sobre el famoso restaurante Italiano Ragú, ubicado en Alajuela, Costa Rica y dar mi opinión si hace falta cruzar el Atlántico para probar el verdadero sabor Italiano.

Italia

Tuve la oportunidad de ir a Italia en el 2018, estuve en varias regiones, en donde me dí la tarea, de visitar varios restaurantes para comparar  la calidad – precio con restaurantes Italianos en Costa Rica, visité lugares con rangos entre los 30$ y $40 por persona. En Italia la mayoría estaban sobre valorados.  En mi opinión, no cambia mucho, obviamente, hay que saber escoger el restaurante. Italia tiene un servicio al cliente casi inexistente, aunque si debo admitir que, sus Gelatos y postres eran espectaculares.

Estuve cerca de 3 semanas en Trentino, haciendo voluntariado con una familia Italiana, en donde la comida que preparaban era inigualable, hecha con amor, al momento. Mi recomendación es quedarse con una familia local, para de verdad, experimentar la esencia de la gastronomía de este país. Todos sus ingredientes en especial los tomates, pan y quesos si cambian mucho, muy frescos y orgánicos, a diferencia de nuestro país, donde cuesta mucho elegir un tomate porque la mayoría saben a químicos y ni que hablar del pan…

Ragú Restaurante

En Ragú puedo notar el amor que hay en la cocina, sus ingredientes son bastante frescos, la pasta de la pizza es excelente, la salsa de tomate tiene la escencia Italiana y artesanal, la música y fotografías te transportan a un restaurante típico Italiano. Ahora, en cuanto a servicio al cliente no cambia mucho. Como todos saben, los Ticos somos un poco exigentes con eso.

Investigué su Tripadvisor y habían comentarios bastante buenos con respecto al servicio. Esta vez para mi no fue tan bueno. Cuando entré al restaurante habían 3 parejas comiendo, a mi me atendió un chico. Decidí pedir una de mis pizzas favoritas ¨ La 4 Estaciones ¨ normalmente trae, salsa de tomate, hongos, Mozzarella, tomate picado, alcachofas y jamón cocido. Además , no podía faltar probar un postre, en este caso el salame de chocolate que estuvo bastante bueno y a un precio accesible 3,000 colones. El tiempo de entrega de mi comida fue bueno, en cuestión de unos 12 minutos ya estaba en mi mesa.

Como ya les había comentado todo sabía muy fresco y se sentía el amor puesto en el plato, sin embargo el servicio fue bastante pobre, el salonero solo tenía ahora dos mesas y tomó más de 15 minutos retirando los platos, tampoco me preguntaron si quería algo más, sin embargo lo deje pasar ya que se notaba que era nuevo y no voy a ser tan crítico, todos tenemos una oportunidad para aprender. Ademas el muchacho siempre estuvo sonriente y me trajo al final un limoncello de cortesía y como tradicionalmente se hace en Italia, pan antes de mi plato. El dueño del restaurante solamente le preguntó a las parejas presentes como estaba todo y tomaba su tiempo para explicarles todo el menú y los vinos. Yo iba solo y ni siquiera se acercó a preguntar como había estado todo, dejando en claro que lo único que le importa, probablemente sea el dinero y la cantidad de clientes, tal vez, si le hubiera comentado que estaba haciendo una reseña hubiera venido más amable, sin embargo, esa no era la idea.

En resumen me parece un restaurante muy bueno en su gastronomía Italiana, la cocina impecable, ingredientes frescos, la presentación buena, ambiente bueno, aceptan tarjeta, precios rondan 8,000 a 10, 000 colones en pizzas, pastas y platos de la casa, servicio al cliente se basa en preferencias y es decadente, restaurante familiar.

Lea También: Bar Bebedero

Fotos por: Ultrazonic Magazine

Copyright © Todos los Derechos Reservados