“Vengo de una tierra” es la reinterpretación de una canción de la cantautora costarricense Guadalupe Urbina que lleva el mismo nombre. Esta vez, de la mano de otros artistas de la talla de Kumary Sawyers, Stephanie Davis, Fabricio Walker, Huba Watson, Nelly Juárez o la agrupación Kawe Calypso, compuesta por Junior Álvarez, Alfonso “Gianty” Goulbourne y Danny Williams, la propuesta nació como una reivindicación de la cultura musical afrodescendiente que abarca los espectros de la música guanacasteca y caribeña.

31 de agosto: Primer Día Internacional de las Personas Afrodescendientes

La canción nace de la propuesta hecha por el Fondo de Poblaciones de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), un ala de la ONU encargada de la preservación del bienestar sociocultural, dentro de la celebración del 31 de agosto como el Primer Día Internacional de las Personas Afrodescendientes, llevado a cabo en el Teatro Nacional el mes de agosto pasado, siendo Costa Rica el promotor principal de dicha efeméride. 

El nacimiento de Araima Records: hacia la música de raíz

Además de todos los artistas mencionados anteriormente, se encuentran en la producción los nombres de Andrés Cervilla, productor musical de bandas como Infibeat (Costa Rica) o Señor Loop (Panamá), así como también Luis Porras, fundador de Proyecto Jirondai, una iniciativa encargada de preservar la cultura de los pueblos a partir de herramientas tecnológicas.

Para Andrés, esto significó un “aporte afrodescendiente en todas sus ramas, implícitamente en la música con el uso de la marimba o el quijongo, instrumentos considerados patrimonio cultural en Costa Rica, y que fueron herencia de los afrodescendiente traídos como esclavos desde época de la colonia, (…) es también salirse de ese estereotipo de que los negros son solo limonenses, del caribe”. En ese sentido, el “Vengo de una tierra” es una canción que visibiliza a Guanacaste y a Limón como regiones culturales centrales para la música y los ritmos afro. Culturalmente “una de las cosas más bonitas que ofrece esta pieza, es esa conjunción entre toda esa africanidad que va más allá de lo limonense”.

Asimismo, la canción fue lanzada a plataformas bajo el sello discográfico Araima Records. Para Cervilla, “el sello nace como una iniciativa para unificar música de raíz, y darles una casa y ojalá producciones propias en esta línea”. Este sello busca también generar una plataforma para las nuevas producciones que busquen la preservación de música de identidad o música de raíz.

Lea también: Felipe Alonso y el proyecto solista de un músico

Fotografías enviadas por Lithus Inc.
Copyright © All Rights Reserved

Para conocer más sobre nuestros servicios y creación de contenido para tu marca, contactar vía whatsapp.